John Deere ha anunciado que mantendrá la actividad en sus almacenes de repuestos y fábricas, siempre que las circunstancias así lo permitan, para apoyar el mantenimiento, la reparación y la producción de maquinaria agrícola en la situación sin precedentes que ha generando la pandemia del COVID-19.

Mediante comunicado, John Deere asegura que su red de concesionarios sigue trabajando, con la prudencia que la situación necesita, para dar el servicio necesario a todos los agricultores y ganaderos, con el objetivo de que sigan trabajando a pleno rendimiento en sus explotaciones para abastecer y alimentar a la población.

John Deere ha reiterado así su compromiso con el sector agrícola, al que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha considerado ‘estratégico’ conforme al artículo 15 del Real Decreto 463/2020, que declara el estado de alarma, y que establece que las autoridades adoptarán las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento alimentario.

La multinacional norteamericana ha querido lanzar un mensaje de confianza a la sociedad española, a la que ha trasladado su compromiso con el sector primario.

Como parte de la cadena agroalimentaria, tenemos la responsabilidad de apoyar la gran labor que desarrollan los agricultores y ganaderos de este país para abastecer la demanda de alimentos; por eso nuestra obligación, como compañía, es facilitarles el camino para que su maquinaria continúe trabajando a pleno rendimiento”, ha manifestado Enrique Guillén, Director General de John Deere Ibérica.

Desde John Deere, también han querido recordar su compromiso con el bienestar de sus empleados, clientes, concesiones y proveedores, adoptando y garantizando las medidas de protección adecuadas que han recomendado las autoridades sanitarias.

agrotécnica.online